Agredido un árbitro en un partido de juveniles en Villafranca

Un nuevo episodio una despreciable vuelve a salpicar el fútbol base cordobés. Los actos de violencia volvieron a estar presentes en un nuevo recinto de la provincia. Este caso, un Villafranca de Córdoba, donde el pasado sábado se vivió una disputa entre el conjunto local y el CD Figueroa, que acabó con gran polémica como era de esperar, según diversas fuentes consultadas por CORDÓPOLIS, y con un comportamiento que supera el puramente deportivo. Así es, tal y como se presentó desde el club capitalino, lo cierto es que se esperaba un encuentro de alta intensidad, algo “normal” en categorías de juveniles, y más incluso al tener en cuenta que se enfrentaba el cuadro villafranqueño, líder en ese momento del Grupo II de la Quarta Andaluza, frente a un Figueroa que marchaba en cuarta posición ya solo tres puntos de diferencia. Eso sí, el desenlace terminó siendo realente negativo.

Desde el club de la capital se expone que el duelo se desarrolló con normalidad, llegando al descanso con empate a tres. Al término de la reanudación, el árbitro expulsó a un futbolista visitante, poniendo el 4-3. El encuentro empezó a subir en intensidad con el paso de los minutos, lo cual reforzaron acciones muy duras, aunque “ninguna bronca”, tal y como aseguran desde el club de la barriada cordobesa. Así, en el minuto 69 se muestra cartulina roja a un futbolista local, ya falta de un minuto para la conclusión, son otros dos los jugadores expulsados ​​en el bando del Villafranca, uno por doble amarilla y otro con directa roja. Y entonces el choque entra en un nuevo escenario, con dos tantos consecutivos del Figueroa, que le acaban dando el triunfo por 4-5. Así, se llega a la conclusión del choque, aunque es en ese momento cuando comizan los episodios más desagradables.

De este modo, tal y como exponen el colegiado en el acta del partido, al termo del mismo, un jugador local se dirige hacia él en los siguientes términos: “Te voy a matar, eres un cabrón, hijo de puta”, añadiendo el colegiado que “se dirigió hacia mí con los rostros desencajados y mordiendo la lengua con los puños cerrados, teniendo que ser retenido por varios directivos del club local”. Igualmente, untro de los jugadores expulsados ​​“habiendo soltado de las personas que lo retenían, aprovechó la multitud que se dirigió hacia mi persona para golpearme con su pie en la cara lateral de la pierna produciéndome un eritema”, asegura el árbitro de la contienda, quien expuso a su vez que varios jugadores del Villafranca CF propinaron “varios empujones” a jugadores adversarios. “Debido a dichos incidentes se produjeron daños materiales personales, tales como la tarjeta roja y la correa del reloj”, continúa el acta, afirmando que el árbitro tuvo que se “examinó en el hospital por un médico, presentando el parte facultativo en el cual accredita fehacientemente tales lesiones” y presentando posteriormento una denuncia ante la Policía Nacional.

Con todo, los incidentes no quedan ahí, ya que el documento, al que ha tenido acceso este periódico, added además que el encargo de material del club local insultó al colegiado y, acto seguido, “procedió levantar su brazo con el puño cerrado y con el rostro desencajado golpeándome con él en la boca con uso de fuerza excesiva, produciéndome una herida sangrante en el interior del bioo y un dolor cervical”. Asimismo, más de 130 aficionados saltaron al terreno de juego, donde, según el testimonio del árbitro, los empujaron, amenazaron e insultaron. “El acta arbitral fue finalizada en mi domicilio, ya que tuve que ser escoltado hasta mi vehículo por la Guardia Civil”, concluye.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: