Alonso: “Estoy felizmente sorprendido” – AS.com

El 22 de noviembre podría haber sido el día más emocionante para Alonso en toda la temporada. El asturiano se subió al Aston Martin, completó 97 vueltas, lo aparcó con el tercer mejor tiempo de la mañana y desde entonces, no pudo ocultar la sonrisa. Feliz, comentó la jugada con AS: ¿le parece el séptimo coche de la parrilla? “Estoy felizmente sorprendido con todo. Pero el coche de este año tampoco está cerca de lo que llevaremos el año que viene, no es para ganar confianza porque vaya a ser una constitución el año que viene”.

“Hubo un buen final de semana aquí, Sebastian (Vettel) se clasificó antes que yo, así que no creo que el Aston Martin fuera muy diferente del Alpine en el Grand Primo”. Y aquí sentí lo mismo, un coche muy competitivo. Los dos Aston Martin terminaron en los puntos el domingo así que es un buen coche en cualquier caso”, comenta el asturiano a este medio. Ahora reconoce que es más optimista que antes de subirse al AMR22: “Ahora soy mucho más optimista. Cuando firmé por Aston Martin estaba contento al 90%. Cuando conseguimos mejorar y terminaron la temporada bien, estaba al 100%. Ahora, después del test, estoy por encina del 100%”.

“Estoy muy feliz, no puedo pasarme de confianza porque todo cambiará en el coche del año que viene, pero las sensaciones hoy en el garaje con la gente, el potencial del equipo, el talento que veo en la sala de ingenieros… es impresente. Estoy muy, muy contento ahora mismo”, insiste.

“La adaptación ya casi ha terminado”

Sobre la jornada y el comportamiento del monoplaza. “En mi primera tanda hice 1:26.6, así que ya me quedé a tres décimas de mi mejor tiempo (del día). La adaptación ya casi ha terminado”, dice. Tiene molestias en la espalda porque el nuevo asiento admite más afinación: “Ha sido un poco doloroso en el lado izquierdo, aunque con 97 vueltas comprimidas en una mañana es bastente extremo. La dirección fue un tema importante que parece resuelto: “Nada me sorprendió especialmente, el coche se comporta bien. Tuvimos sospechas por las sensaciones de la dirección y la dirección asistida, en Alpine tuve que hacer muchos ajustes pero es una buena sorpresa que estoy cómodo con el sistema de Aston Martin”.

Y es un cambio para bien, desde el día cero, la unidad de potencia de Mercedes. “Diferentes sensaciones”, comentó un criptico Fernando (tiene obligaciones contractuales aún, de hecho compareció vestido de calle y se subió a un Aston Martin sin pasinoceres). Pero dejemos caer un pequeño detalle: “Cuando me dijeron el kilometraje del motor el lunes por la noche estaba preocupado porque era un número un poco elevado para mis estándares. Pero dimos 97 vueltas, no fue un problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: