Curry, Klay y Green dimiten del bochorno de los Warriors

INDIANA PACERS 128 – 83 GOLDEN STATE WARRIORS Guerreros 83

Sé que tenemos una responsabilidad con la liga, con la franquicia y con nuestros aficionados de poner el mejor equipo posible cada noche, pero eso también incluye mantenerlos sanos por mucho tiempo.“. Son las palabras de Steve Kerr explicando por qué ha dejado sin jugar esta noche a Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andrew Wiggins. O lo que es lo mismo, sus cuatro mejores jugadores. A back-to-back, después de ganar el primer partido de la temporada outside casa en Houston (están 1-9 en la carretera), los Warriors salieron a la pista del Smoothie King Center de Nueva Orleans con un equipo de circunstancias en un día que erauna oportunidad de jugar para los jóvenes“pero que termino como una noche”dura dura” según Kerr. Más allá de los 26 puntos de Jordan Poole, que cayó derrotado en un duelo goleador con Brandon Ingram en la primera mitad, nada que rescatar en un equipo que va demasiado muchas noches a la deriva. Hoy ya perdía 35-11 antes de acabar el primer cuarto. Ingram fue precisamente el más destacado, logrando su mejor marca goleadora de la temporada (38) y metiendo canastas de todo tipo. Volvió Zion Williamson después de tres partidos sin jugar y hasta salió Willy Hernangómez 7 minutes a pista. Así de desequilibrado fue el encuentro.

LOS ANGELES CLIPPERS 121 – 114 UTAH JAZZ

Un equipo que poco poco y sin hacer mucho ruido está mejorando son Los Angeles Clippers. Al menos en la clasificación, donde ya son cuartos del Oeste. Ante los Jazz lograron su tercera victoria consecutiva y lo hicieron sin Paul George, que fue baja de última hora después de lesionarse en el anterior encuentro ante los Spurs. En su ausencia tomaron los mandos Norman Powell (30 puntos) y Reggie Jackson (27), ambos con las mejores anotaciones de sus respectivas temporadas. También fue importante Ivica Zubac con un doblete de 14 goles y 14 rebotes. Los Jazz mantienen el liderato del Oeste a pesar de haber caído en seis de sus últimos diez partidos, lo que podemos adivinar como un estado más normal para ellos tras un sorprendente y destacado comienzo (10-3 en los primeros 13 partidos).

MINNESOTA TIMBERWOLVES 105 – 101 MIAMI HEAT

Cuarta victoria consecutiva de los Timberwolves, que pasan de un 5-8 a un 9-5 de récord, por fin positivo, y empiezan a ver la luz. Los 25 puntos de Karl Anthony-Towns (con 8 rebotes y 9 asistencias) y los 22 (+7+4) de Anthony Edwards, permitieron ganar el encuentro en Minnesota a un equipo que todavía tiene margen de mejora. Rudy Gobert (4+9, con 0 tiros de campo intentados) perdió claramente el partido ante Bam Adebayo (17+14), pero eso no sirvió a los Heat, sin una lesión Jimmy Butler, para sumar, algo que no hacen desde el pasado 15 de noviembre Desde entonces, 4 derotas consecutivas para una franquicia que tendrá que mejorar mucho para igualar, al menos, las finales de conferencia que disputó el año pasado (derrotó 4-3 ante los Celtics) y que ahora mismo parecen muy lejanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: