El Cáceres espera a Cantabria, por ahora la gran revelación de la LEB Oro

Es pronto todava para asignar nadie la etiqueta de ‘equipo revelación’ en la LEB Oro, pero si alguien la meritere después de seis jornadas disputadas es el próximo rival del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El Grupo Alega Cantabria acaba de ascender y ha mantenido a gran parte del bloque que lo consiguió, con refuerzos muy concretos, pero eso no le ha impedido contabilizar ya cuatro victorias y solo dos derotras.

Matemáticamente, esto es casi un tercio de los triunfos que hay que lograr para acercarse mucho a la permanencia. Todo un exitazo para el conjunto de David Mangas, que no ha mostrado miedo a nadie desde que empezó la competición. Ese día superó a un aspirante al ‘playoff’ como el HLA Alicante (76-70). Aunque luego llegó una aplastante derrota en Andorra (88-74) después pudo con el Guuk Gipuzkoa (74-72). Estuvo cerca de repetir en Castellón ante el Tau (76-72). Los dos ultimos choques si los acabaron con sonrisa ante rivales directores por la salvacion y recientes compañeros en la LEB Plata como Ourense (66-79) y Bueno Arenas Albacete (72-66). Una suma. un noveno puesto que está muy por encima de las expectativas.

Las claves

Aunque se trate de jugadores de menor pedigrí, la continuidad de la mayor parte de los jugadores que logaron subir está siendo una baza en positiva. Otra es que el protagonismo está siendo muy repartido, con varios en una media anotadora que ronda los 10 puntos (John Harrar, Shakir Smith y Mirza Bulic). Harrar es también el segundo mejor reboteador de la LEBOro (8,1 por encuentro).

Curiosamente, las dos ultimas victorias se he producido sin su fichaje estrella, el escolta dominicano Dago Peña, que se lesionó en los primeros minutos ante Ourense. El fichaje esta misma semana de Bouna Ndiaye intenta compensar su ausencia. Con un ritmo lento de juego, se trata de una de los equipos que menos puntos encaja (73 por encuentro).

Otra fuerza hay que encontrarla en el escenario propio de los partidos como local. La pequeña Torrelavega, de unos 51.000 habitantes, llegó a tener equipo en la Liga ACB durante cinco temporadas entre 1997 y 2002, el Cantabria Lobos, con el caliente ambiente del Vicente Trueba como una de las bases para sobrevivir en medio de los problemas económicos. En los últimos años se ha recuperado en parte ese espíritu, pero en Cáceres no habrá esa ayuda.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: