Luis Miguel Pérez: “Me gustó el ambiente de fútbol de El Molinón”

Llevaba tiempo con la idea de tomar contacto directo con Mareo y El Molinón. Lo ha hecho, de manera intensa, este fin de semana. Luis Miguel Pérez, responsable de relaciones institucionales de Orlegi, ha seguido los primeros pasos de la reforma de la Escuela de Fútbol y la eliminatoria ante el Leganés en menos de 24 horas. En su primer tripe a Gijón lo ha hecho para abrir una agenda que lo largo de esta semana le llevará a mantener diferentes reuniones con trabajadores y personal del Sporting; compartir encuentros con empresarios; adelantar iniciativas con la Liga y una posible visita a la Federación Asturiana de Fútbol y al Grupo Covadonga. “Me gustó mucho el ambiente de fútbol que se respira en El Molinón”, comentó ayer el mexicano durante su reencuentro con LA NUEVA ESPAÑA, el primer medio asturiano en entrevistarle durante la visita de este diario a México el pasado mes de septiembre.

Luis Miguel Pérez observa el cartel conmemorativo del ascenso del Sporting en la temporada 2007-08 realizado por LA NUEVA ESPAÑA. | AG


Luis Miguel Pérez es uno de los hombres de confianza de Alejandro Irarragorri. Su cargo va más allá de las atribuciones habituales de un responsable de relaciones instituciones. Además de ser una figura cercana a las instituciones o personas, internas y externas, que forman parte del proyecto de obra de Orlegi, también asume la tarea de supervisar la buena marcha de las obras de construcción de la Academa Aga, la nueva escuela deportiva que está realizando el grupo para Atlas en Guadalajara. Un proyecto que, en muchas cosas, se buscará replicar en la reforma que se inició en Mareo el pasado viernes con el inicio del wallado en torno a la oficina.

Va más allá. Luis Miguel Pérez, lagunero de nacimiento, la tierra de otro de los clubes del grupo, Santos Laguna, es una de las personas encargadas de velar por la comunicación de Orlegi. Es por ello que en su primera presencia en Gijón quiso conocer de cerca la redacción de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón, donde fue recibido por Gonzalo Peón, director de LA NUEVA ESPAÑA, y Eloy Méndez, responsable de la edición de LA NUEVA ESPAÑA de Gijon. No solo la conversación giró hacia el Sporting. Las primeras miradas vivieron en los rojiblancos y al ansiado ascenso como protagonista. Los pósters conmemorativos del regreso a Primera División en la temporada 2007-08, y en la 2014-15, realizados por el píódico llamaron pronto la atención del mexicano. “Hay que hacer pronto un nuevo, pero lo primero es ganar el siguiente partido”, deslizó, con media sonrisa. Hay tranquilidad en el grupo en que llegará la reacción pese a una racha de resultados en la que la victoria se ha resistido en las ultimas cinco jornadas.

La presencia de Luis Miguel Pérez en Gijón tiene entre sus objetivos acercar a los trabajadores del club la filosofía desarrollada por Orlegi en México. “Hacerles partícipes, cada vez más, del carácter transformador que a través del Sporting podemos generar tanto a nivel social como económico”. Sobre la mesa hay muchos proyectos en marcha en los pocos meses en los que el conglomerado azteza lleva al frentre del club rojiblanco. Mientras en Mareo ya se han puesto en marcha los primeros movimientos para la recuperación de la residencia de jugadores y las mejoras del gymnasium, la clinica y los Changinguarios, el club está de lleno en la carrera por ser sede del Mundial 2030.

No es el fútbol europeo ajeno para Luis Miguel Pérez. Ya trabajé durante seis meses en el Celtic de Glasgow, experiencia compartida con Pepe Riestra, actual presidente de Atlas. Ambos participaron de una colaboración que un día desarrolló el Grupo Orlegi con la selección escocesa a través del Santos Laguna. Luis Miguel Pérez también se ha podido reencontrar en Asturias con Jordan, Juan Otero y Cali Izquierdoz, exjugadores de Santos, con los que mantiente una gran relación.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: