“¿Y pensar que hasta hace poco tiempo todos pensábamos que unas ruedas estrechas de 18 o 19 mm eran lo mejor para ir rápido en la bici de carretera?”

Iván Velasco, ex ciclista profesional, ingeniero y diseñador, explica en un artículo interesante en Zikloland el motivo por el que se ha producido un cambio radical de tendencia es aumentar los neumáticos de coche y ahora lo mejor para un ciclista es llevar 25 mm e, incluso, 28 mm. “¿Y pensar que hasta hace poco tiempo todos pensábamos que unas ruedas estrechas de 18 o 19 mm eran lo mejor para ir rápido en la bici de carretera?”

Como sabrás, en los últimos años las marcas de cubiertas de bicicleta de carretera han ido aumentando progresivamente el ancho de las cubiertas y tubulares hasta llegar a encontrar hoy en día cubiertas de 28mm o incluso cubiertas de 32mm. Esto a su vez ha hecho que los fabricantes de bicicletas, ruedas y componentes hayan tenido que modificar sus diseños adaptándolos a los nuevos estándares del mercado.

“En los 90 se creyó que cuanto más estrecho, más rápido”

Hemos visto cómo los pasos de rueda de los cuadros se han grandando para poder meter ruedas con neumáticos de 28 mm y también como las secciones de las ruedas se han ensanchado para poder montar neumáticos de mayor anchura.

A mediados de los 90, cuando personalmente comencé a andar en bicicleta, el estándar para el ancho de la llanta era de 21 mm, incluso usar 18 o 19 mm según qué competiciones, creía que era más rápido que la mayoría de los estrechos. A finales de los 90 y durante la primera década de los 2000 se estandarizó el neumático de 23mm (creo que fue el tamaño que usó durante mi carrera como profesional), y como comentamos anteriormente en los últimos años, el de 25mm tire se ha convertido en el más popular, incluso en ciclismo de competición.

Explicaremos por qué los fabricantes de neumáticos han ensanchado sus modelos en los últimos tiempos y utilizaremos este artículo para exponer y analizar cómo nos afecta y cómo podemos calcular la resistencia de la varilla o resistencia a la rodadura es la causa de comerse algunos vatios de nuestro empuje, debido al roce entre los neumáticos de nuestra bicicleta y el asfalto.

Neumaticos estrechos versus anchos

Desde siempre y por pura lógica, se ha pensado popularmente que cuanto más estrecho fuera un neumático, menor sería el área de contacto entre este y el asfalto o pista. Por lo tanto, menor sería también la fuerza de fricción que este ejercicio ya su vez menor sería la energía que los neumáticos consumirían cuando rodamos.

[Img #54789]

A veces lo que la lógica nos dice, no se ajusta exactamenta con la realidad de lo que sucede. Echemos un vistazo a la banda de rodadura que deja un neumático estrecho de 21-22 mm frente a un neumático más ancho de 25 mm o incluso de 28 mm mientras se conduce (inflado con la misma presión). Pudimos observar algo similar a la siguiente imagen.

Como es lógico, la superficie de contacto neumático-asfalto (huella), así como la deformación que sufre el neumático, están directamente relacionadas con la fuerza de rozamiento. Podéis observar en la imagen, que, en dos neumáticos inflados a la misma presión, el neumático wide (podría ser 25 o 28mm) presenta una huella o área de contacto uniforme, y poca deformación, mientras que el neumático enrecho (podríamos hablar de 20 -21 o 22 mm) presenta un área de contacto mucho más alargada y estrecha, debido en gran medida a la deformación que el neumático sufrirá al darar. Estas deformaciones hacen que, a igualdad de presión, los neumáticos estrechos se comportan de peor manera y sean más lentos, consumiendo más energía cuando rodamos.

Los profesionales montan 24-25 mm

Los fabricantes y algunos laboratorios independientes vienen comprobando hace ya algunos años, que los neumáticos de 25 mm e incluso de 28 mm presentan una ventaja en lo que a resistencia de rodadura se refire fronte neumáticos más estrechos. Esto se debe principalmente a que la deformación del neumático ancho es mucho menor y uniforme, mientras que el grado de deformación que sufre un neumático estrecho es mucho mayor, y esto también está ligado a que el área de trabajo sobre los lados del neumático también es mayor a los de menor anchura.

Podréis fijaros en los ciclistas profesionales, ya que los equipos de primer nivel siempre están a la vanguardia a la hora de elegir el mejor material posible. Si os dais una vuelta por alguna carrera, veréis que la gran mayoría del pelotón profesional monta neumáticos de 24-25 mm como norma general, en etapas normales llegándose a usar incluido 26-28 mm para ocasiones especiales.

Nota: Quizá vio algunos equipos que todavía usaban 23 mm, pero si midiésemos el “balón” real de ese neumático inflado, equivaldría probablemente a 25-26 mm.

Fuente: Ziklolandia

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: